crutchfield

Como lo expuse en las dos primeras partes de este seriado, el servicio de primera categoría es otra forma como se pueden hacer negocios en internet, llevando servicios de altísima calidad a las plataformas virtuales. En la publicación anterior hablé de un servicio de transporte llamado Uber, que conecta un excelente servicio de choferes para ser llevados de un punto a otro con una plataforma online muy potente y que presenta muchas bondades para ofrecer un excelente servicio.

 

CrutchField, una tienda en línea de primera categoría

Sin embargo, quisiera presentar otro ejemplo, que muestra como esta excelente experiencia puede llevarse a tiendas en línea. El ejemplo es la compañía CrutchField. Esta compañía nació en 1974 cuando su creador vio una oportunidad de vender equipos de sonidos para carro que podían ser instalados por el mismo dueño del vehículo. Esta compañía fue evolucionando con el tiempo y siempre se ha caracterizada por ofrecer un excelente servicio y asesoría en instalación. Con la era del internet, ellos migraron hacia este nuevo medio sin olvidar que su diferencial principal era un servicio de alta calidad.

Hoy en día son varias las funcionalidades que hacen que se diferencien de otros comercios en línea de electrónicos para el carro y el hogar. En primer lugar a diferencia de otras tiendas no necesitas saber cual es el producto que requieres para tu carro. Con tan solo conocer la marca, el modelo y el año, la plataforma es capaz de sacar un listado de todos los productos que le funcionan a dicho vehículo. Así es mucho más fácil la búsqueda del producto y tendrás total certeza de que le servirá a tu carro.

En segundo lugar encontrarás una asistencia técnica muy buena antes de que realices la transacción del producto. Será posible chatear o hablar telefónicamente con alguien especializado en el tema. Además si ya te habías comunicado con un asesor, existe la posibilidad de solicitar que sea este mismo quien te siga atendiendo. También, en el tema de las llamadas para no tener que esperar en un conmutador por varios minutos, existe una opción en la que les das tu número y son ellos quien se comunican contigo. Finalmente, el sistema te provee un número que le das al asesor para que este te pueda redirigir a la página que necesita que tu veas, haciendo más fácil e interactivo el servicio.

En tercer lugar, en cada una de las páginas de producto encontrarás una muy amplia descripción del producto, que incluye imágenes de muy alta calidad. Estas ni siquiera son entregadas por el proveedor del producto, sino que la misma empresa las toma, asegurando que muestren hasta el más mínimo detalle del producto.

Finalmente una vez has comprado el producto y lo has recibido, la empresa te provee asistencia en su instalación. Esta asistencia suele durar un par de horas pero la empresa no le importa tener ocupados sus asesores por más de 120 minutos para así asegurar que el servicio sea el mejor.

 

Así puedes ver que en Internet existen otros modelos de negocio diferentes a Long Tail con precios bajos. Uber y CrutchField son un para de ejemplos de otro modelo llamado Servicio de Primera Categoría. ¿Qué otro modelo se te ocurre para implementar en una tienda en línea?

 

Imagen tomada de Flickr.com

1 comentario

Deja un comentario