Los Pasos para ser Emprendedor 1: La idea y la "espinita"

Hoy iniciamos en el Blog Un Emprendedor, con una nueva serie sobre los pasos que debe tomar todo emprendedor en esta ruta. Esta serie busca ser una guía y ayuda para aquellos que van por esta hermosa ruta, pero que necesitan una ayuda o un empujón. Espero que disfruten de estos artículos, que les saquen el máximo provecho y que compartan sus ideas con nosotros.

Para esta primera entrega, empiezo con el primer paso y el más básico. Este lo subdivido en dos: la idea y la espinita. Por un lado, me he dado cuenta que la mayoría de emprendedores, tiene en sus venas, cuerpo y ADN esas ganas de ser emprendedor. Algunos tienen esto muy claro, pero otros la desarrollan o encuentran con el tiempo. A esto es lo que llamo la “espinita”.

En esta espinita, pongo ese concepto de que en algún momento queremos ser emprendedores, aunque quizás todavía no sabemos cómo lo vamos a hacer. Por ejemplo, en mi caso yo desde el colegio y siendo muy joven tenía claro que quería ser emprendedor. Sin embargo, en ese momento no sabía ni imaginaba cómo lo iba a lograr, pues no tenía ningún proyecto para sacar adelante. Sin embargo, sabía que esta gran idea llegaría más adelante.

Ahora vamos el segundo tema: la idea. La idea es esa guía que tenemos, de lo que queremos lograr. Por ejemplo, nos hemos inventado un nuevo producto o servicio que queremos comercializar. O hemos tomado algo existente y creemos que podemos hacer algo mejor. Incluso, también puede ser que queremos montar un negocio de subsistencia y lo que queremos hacer no es nada fuera de este mundo. Cualquiera que sea la ruta, lo que es claro que partimos de una idea con potencial de convertirse en un negocio.

La idea es un elemento vital en la ruta del emprendedor. Sin esta, no hay negocio, emprendimiento ni nada. A la vez, las personas tienen ideas todo el tiempo, pero son pocas las que llegan a concretarse. Esto quiere decir que aunque la idea es vital, es apenas una pequeña porción de este gran camino.

En mi caso particular yo tuve primero la espinita y años más tarde, varias ideas. Hay personas que les pasa al revés, pues tienen ideas y después descubren la espinita. Considero que los dos caminos son válidos, y que lo importante es que estos nos lleven a la ruta del emprendimiento.

En las próximas semanas continuaré con estos pasos. Desde este momento lo invito a estar pendiente de las siguientes publicaciones y por el momento, a compartir sus comentarios a continuación.

Imagen tomada de Flickr.com

7 comentarios

Deja un comentario