orgullo

Otra vez escribo una nueva entrega para este seriado que he dedicado a errores que con frecuencia los jefes cometen. Esta es mi onceava publicación y pronto finalizará este seriado. Antes de seguir lo invito a leer sobre otros errores comunes que se cometen cuando tenemos gente a cargo:no propiciar un buen ambiente de trabajo, corregir de manera errónea a los empleados, no tener la capacidad de delegar, tener personas indispensables en su equipo, no escuchar a nuestro equipo de trabajo, no dar ejemplo, no tomar decisionesno propiciar el crecimiento de su equipo, no promover la disciplina y tener analistas que sólo ejecutan. Hoy hablaré de un tema relacionado con el error que ya mencioné sobre no escuchar a nuestro equipo, pero con un agravante y es creer que cómo jefes siempre tenemos la razón.

Cuando tenemos personas a cargo la idea es que estas agreguen valor a nuestra área de trabajo. Agregar valor no es simplemente tener un equipo que realice labores operativas y trabajen como máquinas. Agregar valor implica también que las personas nos ayuden con su criterio a mejorar los temas que tenemos a cargo.

Dicho lo anterior y cómo lo mencioné en la publicación que hablaba sobre el error de no escuchar a nuestro equipo, definitivamente si nosotros somos los jefes es porque tenemos ciertas características, que nuestro personal no tiene y que las últimas decisiones las debemos tomar nosotros. Sin embargo, mi invitación es a que como jefes tengamos la mente abierta y que oigamos lo que nos dicen las personas que tenemos a cargo e incluso nuestros pares y jefes. Confrontar sus ideas con las nuestras enriquecen nuestras percepciones y nos generan un mejor sustento a la hora de tomar decisiones.

Es claro que muchas veces a los jefes les cuesta aceptar que ellos estaban errados y que alguien dentro de su equipo tenía una mejor respuesta a algún problema. Sin embargo para mí esto no es más que un tema de orgullo, que en pro de la empresa debemos dejar de lado. Antes de terminar esta publicación quiero que recuerde dos cosas. La primera es que errar es humano y a todos nos puede pasar. La segunda es que así como nosotros tenemos ciertas características para dirigir al equipo y tomar decisiones, nuestros empleados tienen otras características que también podemos aprovechar, como el hecho de que ellos tengan otra formación o que conocen temas diferentes a los nuestros por estar en el día a día de la operación.

Recuerde que pronto estaré terminando este seriado. ¡Espere las últimas publicaciones!

Imagen tomada de Flickr.com

Deja un comentario