tecnologica

En la publicación del día de hoy quisiera hablar un poco sobre una de las características en nuestro modelo de consultoría en tecnología e Internet, que aunque nos ha dado una ventaja competitiva frente a nuestros competidores también ha sido cuestionado por muchas personas. La característica a la que hago referencia es un modelo consultivo que llega precisamente hasta este punto: ser consultivo. De esta manera aunque las consultorías que realizamos en Innovintergy – antes Consultorías 360º-, son sobre temas de tecnología e Internet, solo actuamos como asesores y estrategas de nuestros clientes pero no les vendemos la solución tecnológica con la que pueden implementar la estrategia que se haya definido.

Muchas personas nos han cuestionado este modelo, pues dicen que estamos perdiendo grandes oportunidades de negocio al poder venderles a nuestros clientes una solución tecnológica que representen para nosotros mayores ingresos. Adicionalmente nos han dicho que esto nos facilitaría nuestro proceso de venta, pues las empresas clientes pueden llegar a preferir pagar grandes sumas de dinero por un producto funcional que por un intangible como lo es el conocimiento y la estrategia. Es lógico que muchas personas piensen de esta manera, pues el modelo tradicional de consultoría en tecnología como el de IBM, SAP, otras grandes e incluso varias pequeñas, se ha establecido de esta manera: consultoría + solución tecnológica.

Sin embargo, nosotros hemos decidido no hacerlo de esta manera por una razón principal: no queremos tener conflictos de intereses a la hora de asesorar a nuestros clientes. Cuando una empresa contrata una consultora en temas de tecnología quiere ser asesorada de la mejor y más transparente manera. Creemos que cuando se está atado a una solución tecnológica, a un consultor le queda más difícil ser imparcial y aconsejar de la mejor manera a sus clientes, pues tendrá un interés de venderle más a este. Así en nuestro ejercicio, hemos visto casos de por ejemplo módulos costosos que no requería la empresa y que adquirió porque el consultor se lo aconsejó y esto es precisamente lo que queremos evitar. Sin duda alguna existen muchos consultores que son muy éticos en este punto, incluso en el modelo tradicional, pero definitivamente tener conflictos de intereses, pueden dificultar esta transparencia del proceso.

Una pregunta que puede surgir en este punto es cómo hacer para que se ejecute de manera correcta la estrategia si no se vende la solución tecnológica. La respuesta que hemos encontrado en nuestro modelo es contar con una extensa red de aliados de la cual conocemos su trabajo y que podemos recomendar. Así a nuestros clientes les sugerimos varias opciones de empresas que sabemos que son excelentes, pero estas tendrán que presentar su propuesta y competir en franca lid contra los otros proponentes y nosotros jamás recibiremos comisión por la consecución del negocio.

 

Imagen tomada de Flickr.com

1 comentario
  1. Suena paradojico el titulo, pero es una realidad, se pueden obtener soluciones de tecnologia con este tipo de modelos, y derivar nuevas estrategias para obtener soluciones orientados al problema.
    Buen articulo
    Saludos!

Deja un comentario