Razones para no enamorarse ciegamente de su idea de negocio

En esta época del año en que se celebra San Valentín muchas personas se regocijan por haber encontrado una pareja con quien pueden compartir su vida y sus sueños. Esta persona especial, según sus enamorados, tiene muchas características y cualidades que la convierten en única. En otras palabras tiene la perfecta medida para ellos.

El anterior caso, como es de esperarse, le puede pasar a muchos emprendedores. Pero la gran diferencia y a lo que hago referencia en este apartado, es que este gran amor que ellos sienten no lo hacen por una persona especial sino por su idea de negocio. Pero como en el caso del amor entre dos seres humanos, este no puede ser desmedido y a continuación veremos porque.

En primer lugar una idea de negocio que más adelante se ira convirtiendo en un plan de negocio y finaliza por convertirse en un emprendimiento real, al igual que cualquier negocio tendrá sus debilidades y fortalezas. Por este motivo el emprendedor no se puede dejar enceguecer por su amor por su emprendimiento y así saber que fortalezas hay que aprovechar del mismo al igual que las debilidades en las que se debe invertir tiempo y esfuerzo u otros recursos, para que no lleguen a afectar el negocio.

La otra razón por la cual un emprendedor no debe enamorarse de su idea de negocio es porque pierde toda objetividad en el tema y no sabrá cuando decir “No más”. Desafortunadamente con el tiempo no todos los emprendimientos llegan a ser negocios exitosos y muchos de estos nos implican recursos económicos por cada unidad de tiempo que sigan funcionando. Lo anterior no quiere decir que si no está recibiendo los retornos que esperaba de su negocio lo abandone, pero si debe desarrollar un ojo crítico y saber cuando decir no más. Muchas veces esta decisión es muy difícil de tomar por parte de los emprendedores y los lleva a gastar muchos recursos que se pudieron haber ahorrado.

Con lo anterior no lo estoy invitando a que deje de amar su emprendimiento. Como en el símil que presenté al iniciar esta publicación usted debe amar y estar orgulloso de su emprendimiento así como lo estaría de su pareja. Pero este amor como en cualquier tipo de relación debe ser sano. Así lo invito a no sentir un amor ciego por su idea de negocio y más bien enamorarse sanamente del mismo.

Imagen tomada de Flickr.com

Deja un comentario