Formas para darse a Conocer 6 – Dictar Clases

Formas para darse a Conocer 6 – Dictar Clases

Una de mis formas favoritas para darse a conocer, aunque no necesariamente la más fácil, es dictar clases. Descubrí que esta es una estrategia que nos ayuda a abrir puertas, en especial si se dicta sobre un tema muy especializado y a estudiantes de cierto nivel, como los que pueden estar en un nivel de postgrado. Sin embargo, como mencioné al iniciar, no es fácil por diversas razones que explicaré a continuación.

Ser docente requiere de varios elementos a nivel personal y profesional. Primero, debe existir un alto interés en compartir nuestros conocimiento y además de saberlo transmitir de una forma sencilla y práctica. Muchas personas tienen grandes conocimientos, pero no les fluye la transmisión de los mismos a otras personas. Si esto no se da, ser docente no es para usted.

Un segundo elemento, es tener los contactos para que uno sea considerado como docente. Aunque es probable que usted pueda ir a una universidad y otros centros educativos a tocar las puertas y esperar que le permitan dictar clase, la mayoría de estos espacios funciona por contactos y referidos. Mi recomendación es buscar entre familiares, amigos y otros contactos, personas que trabajen en universidades o que conozcan personas que trabajen en las mismas. Claro, esto no garantiza que usted acabará dictando clases en esa universidad, pero es más fácil hacerlo de esta forma que simplemente llegando a golpear puertas.

Otra forma es participar de asociaciones que participen con cursos en universidades. Si su conocimiento es relevante, quizás esa asociación le abra las puertas o le de los contactos para poder participar dictando clases.

Las otras estrategias que se han mencionado en esta serie, como los es escribir para Blogs, prensa tradicional y libros, así como participar de conferencias, pueden hacerlo notar para que universidades lo busquen. De la misma forma, si usted es quien busca a la universidad, el haber realizado estas tareas serán una gran carta de presentación.

A mi en particular, el dictar clases me ha hecho más conocido, mostrando mi faceta como experto en ciertos temas e incluso me han salido clientes de esta actividad. Además tiene un elemento adicional, que pocas veces se encuentra: preparar y dictar clases me mantiene actualizado y en contacto con lo último que está sucediendo en mi área de conocimiento.

Si dictar clases es de su interés, lo invito a explorar el tema y analizar diferentes opciones para lograr trabajar en estas. En mi caso me divierto mucho dictando clases y si no fuera por la falta de tiempo, me gustaría hacerlo de una forma más permanente. Además, el dinero que pagan, aunque no me hará millonario, es un ingreso adicional muy interesante.

Imagen tomada de Flickr.com

Deja un comentario