Business Model Canvas: una herramienta para la definición de nuestro Modelo de Negocio (parte 11)

Canvas
Esta onceava parte es el último artículo que realizaré en cuanto al seriado que he venido escribiendo sobe la herramienta desarrollada por Alexander Osterwalder e Yves Pigneur, el Business Model Canvas. Durante el transcurso de estas publicaciones además de haber realizado una introducción a la herramienta he explicado los diferentes bloques que la conforman: segmentos de clientes, propuesta de valor, canales, relación con el cliente, fuentes de ingreso, recursos clave, actividades clave, socios clave y fuentes de ingreso.

De esta manera si usted ha seguido las diferentes publicaciones del seriado, en este punto ya debe tener claro como se utiliza la herramienta y cómo debe diligenciarse cada uno de los bloques que la componen. Sin embargo, antes de terminar quisiera presentar a los lectores algunos consejos y temas a tener en cuenta antes de hacer uso de esta.

 

El Business Model Canvas es un Verdadero Lienzo

El nombre Business Model Canvas, en español se traduce como Lienzo de Modelo de Negocio, el cual tiene mucho sentido. La idea de esta herramienta no es que usted lo defina en un cuaderno. La recomendación es que imprima en el tamaño más grande que pueda el lienzo y lo pegue a la pared para trabajarlo. En Internet podrá encontrar varias imágenes del lienzo que podrá descargar.

Una vez lo tenga, es muy importante que reúna a un grupo para trabajarlo. Ojala cuente con personas de diferente formación y visiones, pues podrán aportar desde diferentes ángulos, ideas sobre como estructurar el negocio. Debe existir un moderador, pero se debe estar abierto al debate. Todas la ideas “locas y raras” serán bienvenidas, pues en muchas de estas es donde han nacido los modelos más innovadores y exitosos.

La idea es que con dicho grupo se vayan realizando sesiones donde se discutan cada uno de los bloques. Quien modera debe estar atento a las ideas que discuta el grupo e irlas escribiendo es post-it y pegándolas al lienzo. Las ideas que se vayan desechando simplemente se retirarán del lienzo. Una buena práctica es trabajar el lienzo en más de una sesión para que las personas puedan digerir el tema, repensarlo y llegar con nuevas ideas.

 

Espero que esta publicación y las anteriores le sirvan para desarrollar su modelo de negocio. Esta es una novedosa y excelente herramienta, pero son usted y su grupo de trabajo los que le darán vida a esta para estructurar y repensar los diferentes elementos de su ejercicio.

 

Imagen tomada de Flickr.com

Deja un comentario